SUBTEMA: 2.1.2. Valoración de los beneficios de contar con la diversidad de alimentos mexicanos de alto aporte nutrimental (práctica)

Publicado: 21 febrero, 2013 en C1BIIT: 2.1 IMPORTANCIA DE LA NUTRICIÓN PARA LA SALUD, Ciencias 1 (énfasis en biología)
Etiquetas:

BLOQUE II. LA NUTRICIÓN COMO BASE PARA LA SALUD Y LA VIDA

TEMA 2.1  IMPORTANCIA DE LA NUTRICIÓN PARA LA SALUD

SUBTEMA 2.1.2  • Valoración de los beneficios de contar con la diversidad de alimentos mexicanos de alto aporte nutrimental.

Lectura 1

El Valle del Mezquital: ¿Extravagancia o circunstancia?

Al noroeste del estado de Hidalgo se extien­de un paisaje árido poblado de arbustos es­pinosos, llamado Valle del Mezquita! En esta región los indígenas Hñá hñü u otomíes han desarrollado una de las cocinas más variadas en cuanto a fuentes de alimentos se refiere, lo cual se plasma en una frase típica de la zona: “Todo lo que corre y vuela, a la cazuela.”

Los alimentos de origen animal inclu­yen carne de tlacuache, ardilla, (Fig. 2.13), víbora de cascabel y lagartijas (xincoyote), entre otras; además, se incluyen en la dieta insectos como los escamóles, chinicuiles y xohues (gusano de maguey). Algunos de los platillos que se preparan en la región con estos ingredientes son:

• Corditas de xohues

• Víbora de cascabel en salsa de jitomate

• Xincoyote a la mexicana

• Tamales de caracoles en salsa mexicana

• Quelites con escamóles

El aprovechamiento de los recursos natura­les no se limita a los animales. Los indígenas hñáhñus utilizan la mayoría de las plantas de la zona, algunas para la alimentación, otras para construcción o fabricación de herra­mientas y utensilios. Su uso medicinal es el más impactante, pues aprovechan con éxito un sinnúmero de especies que ahora son es­tudiadas por biólogos y médicos.

LEC1

Figura  La carne de ardilla es muy suave, se puede cocinar de distincas maneras y acompañarse con tortillas.

¿Cómo nació este impresionante cono­cimiento del entorno que permite aprove­char tan intensivamente los recursos de la zona? La respuesta está en la historia de los indígenas hñáhñus, un grupo étnico que, para resistirse al dominio español primero, y para conservar su identidad étnica des­pués, hubo de desarrollar esta sabiduría para aprovechar la flora y fauna local.

La gastronomía del Valle del Mezquital se expone en una feria que se realiza anual­mente en Semana Santa; si tienes oportuni­dad, valdría la pena que la visitaras.

INAH (1988). Atlas cultural de México. Gastronomía. México: sep/inah/Planeca.

Lectura 2

Gusanos, chamilines v escarabajos en Santiago de Anaya

LEC2

Figura . El Valle del Mezquital es una región árida en la que abundan los magueyes. Esta planta provee a los pobladores locales de aguamiel, con que se produce el pulque, materiales para construcción y para la elaboración de textiles, y es también de donde se obtienen los chinicuiles o gusanos de maguey.

Cada año se lleva a cabo una peculiar feria en Santiago de Anaya, en el Valle del Mezquital, una zona árida del estado de Hidalgo. Esta es una feria gastronómica en la que los prin­cipales ingredientes son animales y plantas del desierto que los ñañhú, pobladores de ese valle, han sabido utilizar para preparar deliciosos alimentos (figura 2.8).

Los ñañhú practican la entomofagia, es decir, comen insectos, y actual­mente nos permiten probar, año con año, algunas de sus deliciosas creacio­nes. El árido paisaje, dominado por roca caliza, cactus y yucas, no sugiere una particular abundancia de ingredientes para echar a la olla. Sin embar­go, los ñañhú han sabido aprovechar la biodiversidad del Valle del Mezqui­tal y utilizan como ingredientes los huevos de hormiga o escamóles; los gusanos de maguey o chinicuiles, insectos que crecen en el árbol de mez­quite, las flores de la yuca y de las cactáceas de la zona; el xoconostle o tuna agria, víboras, tlacuaches y zorrillos, entre otros.

Además de aprovechar ingredientes poco conocidos, en Santiago de Anaya algunos ani­males se cocinan también en forma no muy común, en ximbo. Esta técnica consiste en envolver la carne del animal, junto con un adobo de diversas especias, en hojas de ma­guey y cocerla en el comal.

Esta feria ha ayudado a revertir las ideas negativas sobre el consumo de insectos. De hecho, los insectos nos proporcionan, recién salidos del comal y con salsa roja de xoconosúe, la prueba de que pueden ser deliciosos. Los insectos son, además, muy nutritivos, pues tie­nen un alto contenido proteico y también aportan vitaminas y minerales a nuestra dieta.

LECTURA 3

Enseguida se indican los datos  de la lectura 3   y la dirección de la cual  se puede descargar:

La Entomofagia en México. Algunos aspectos culturales

Felipe Carlos Viesca González

y Alejandro Tonatiuh Romero Contreras

http://www.uaemex.mx/plin/psus/periplo16/articulo_03.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s