SUBTEMA 4.1.2 • Reconocimiento de mitos comunes asociados con la sexualidad (actividad)

Publicado: 9 mayo, 2013 en C1BIVT: 4.1. SEXUALIDAD HUMANA Y SALUD, Ciencias 1 (énfasis en biología)
BLOQUE IV  LA REPRODUCCIÓN Y LA CONTINUIDAD DE LA VIDA
TEMA 4.1: Hacia una sexualidad responsable, satisfactoria y segura, libre de miedos, culpas, falsas creencias, coerción,  discriminación y violencia

 

SUBTEMA 4.1.2 • Reconocimiento de mitos comunes asociados con la sexualidad

 

ACTIVIDAD

Argumentos que señalan la falsedad de los mitos asociados con la sexualidad

 

 

Investiga y anota los argumentos que señalan la falsedad de los mitos de cada grupo

 

Mitos sobre sexualidad
Mito Argumentos que señalan su falsedad.
Durante la menstruación la mujer no debe practicar deportes o bañarse, porque si lo hace se le puede “cortar la regla” El ciclo menstrual, del cual la menstruación forma parte, es causado por cambios en los niveles de las hormonas que son segregadas por la glándula hipófisis o pituitaria y por los ovarios. Un baño o hacer deporte no altera la producción de las hormonas sexuales, por lo que no afectan ni el ciclo menstrual ni la menstruación.
A las mujeres que han tenido relaciones sexuales se les arquean las piernas. Las relaciones sexuales no modifican la anatomía o la estructura ósea o muscular de las personas.
Después de la menopausia una mujer deja de tener sexualidad. La menopausia es la etapa en el que la capacidad reproductiva de una mujer cesa de manera definitiva debido a una disminución en la producción de hormonas sexuales; sin embargo, como vimos en la secuencia anterior, la sexualidad implica distintos aspectos o potencialidades (vínculos afectivos, género, erotismo) que no “desaparecen” con la menopausia
Los hombres necesitan tener relaciones sexuales con diferentes mujeres para probar su virilidad. El término virilidad se refiere a las características propias de un hombre que, por supuesto, no se limitan al aspecto erótico o reproductivo. Por tanto, la virilidad u “hombría” no se define por el número de parejas sexuales que tenga un hombre, sino por sus cualidades, actitudes y valores.
Los hombres no deben expresar sus emociones y sentimientos frente a los demás Todos los seres humanos tenemos la capacidad y el derecho de manifestar nuestros sentimientos y emociones.
Los hombres sólo piensan en sexo. Los seres humanos tenemos múltiples capacidades e ideales. Si los hombres sólo pensaran en sexo, no existirían científicos, artistas, deportistas, etcétera.

 

Los hombres son menos cariñosos que las mujeres.

 

Todos tenemos capacidad de amar y mostrar el cariño y el amor; no existe una razón biológica que determine una diferencia en el potencial de mostrar afecto en hombres y mujeres.
Las mujeres son más miedosas que los hombres. El miedo es una respuesta ante el peligro que está íntimamente vinculado al instinto de supervivencia. Tanto hombres como mujeres sentimos miedo, pero cada individuo reacciona de manera diferente ante él.
Cuanto más grande sea el pene, mayor placer sentirá la mujer. El tamaño del pene no determina el placer sexual de la mujer, pues éste depende más de factores emocionales.
No es correcto que la mujer sea quien tome la iniciativa sexual. Las relaciones sexuales no deben verse como relaciones de poder o de jerarquía. Tanto la mujer como el hombre pueden tomar la iniciativa, sin que se vea disminuida su dignidad.
La mujer siempre deberá estar dispuesta a las relaciones sexuales con su pareja. Tener o no relaciones sexuales es una decisión personal en todo momento.
Tener relaciones sexuales durante la menstruación no es saludable, es sucio y peligroso. Las relaciones sexuales durante la menstruación pueden ser igual de placenteras que cuando no se está menstruando.
La pronta erección del pene ante cualquier estímulo significa masculinidad. La masculinidad o virilidad no se manifiesta mediante la erección, sino con actitudes de respeto y equidad con quienes se relaciona, sean mujeres u hombres.
El hombre no debe decir nunca que no al sexo. Tener o no relaciones sexuales es una decisión personal en todo momento. Tanto el hombre como la mujer pueden negarse a tener relaciones sexuales si así lo desean.
A las mujeres se les nota al caminar si han tenido relaciones sexuales. Independientemente de si ha tenido o no relaciones sexuales, cada persona tiene su particular forma de caminar.
La ausencia del himen prueba que una mujer no es virgen. El himen es una membrana delgada y frágil que se encuentra en la entrada de la vagina. Se puede romper por cualquier otro motivo distinto a una relación sexual.
En el primer coito, en la mujer debe haber sangrado y dolor. Ni el sangrado ni el dolor son necesariamente signos de virginidad. Una mujer puede no sangrar ni sufrir dolor durante su primera relación sexual.
Una mujer que ha tenido ya alguna relación sexual, siempre estará dispuesta y deseosa. El deseo sexual no depende de haber experimentado relaciones sexuales, sino que obedece a otras situaciones.
Algunos alimentos pueden excitarnos(afrodisíacos ) Los afrodisíacos siempre han existido en el imaginario colectivo pero no hay una evidencia científica de que alimentos como el chocolate, las ostras o la canela sean eficaces en este sentido.

 

 

Mitos sobre el embarazo
Mito Argumentos que señalan su falsedad.
Una mujer nunca queda embarazada en su primera relación sexual.. Desde su primer ciclo menstrual una mujer tiene la posibilidad de embarazarse si hay coito.
Tener relaciones sexuales de pie impide el embarazo Cuando el semen entra en contacto con la vagina, ésta se contrae y facilita que los espermatozoides lleguen al útero y a las tubas uterinas; esto sucede aunque la mujer esté de pie.
Tener relaciones sexuales una semana antes o una semana después de la menstruación impide el embarazo. Aunque durante una de las etapas del ciclo sexual femenino se produce la ovulación, existen factores que pueden alterarlo, por lo que la ovulación puede presentarse en cualquier momento.
Una mujer que no tiene hijos es menos valiosa que una que sí los tiene.

 

Las cualidades y virtudes de una mujer no se definen por su capacidad o deseo de tener hijos.
Sólo si hubo eyaculación hay posibilidad de embarazarse. Falso, pues antes de la eyaculación el pene segrega líquido seminal que cumple una función lubricante, pero también contiene espermatozoides que pueden fecundar al óvulo.
Otra de las creencias más populares, es que si después de tener contacto sexual se lavan los genitales, no habrá embarazo. Esta aseveración es falsa ya que el lavado después del acto sexual, solo es un acto de higiene, pero no impide que se llegue a dar la fecundación.

 

Mitos sobre enfermedades sexuales o anticonceptivos
Mito Argumentos que señalan su falsedad.
Los anticonceptivos hormonales provocan esterilidad.

 

Estos anticonceptivos evitan la ovulación por medio de hormonas sexuales similares a las que produce el cuerpo de la mujer. Si se suspende su uso, se restablece el ciclo menstrual normal y por tanto, la ovulación.
Estar sano impide el contagio de enfermedades como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Contar con un sistema inmunológico sano ayuda a prevenir enfermedades, pero no asegura inmunidad. Algunos organismos infecciosos atacan nuestro cuerpo antes de que el sistema inmunológico produzca los anticuerpos necesarios para destruirlos, como en el caso del VIH.
El sida es una enfermedad de homosexuales. Inicialmente el sida se descubrió en personas homosexuales, pero las estadísticas de contagio de VIH demuestran que cualquier persona puede infectarse, sin importar su género ni su preferencia sexual.
Una persona con VIH-sida, puede contagiar la enfermedad al estar en contacto con otras personas. El contagio del VIH-sida ocurre mediante relaciones sexuales sin protección y por compartir agujas con una persona enferma, no por abrazar, besar, saludar o compartir con una persona con VIH-sida.

 

 

Mitos sexuales acerca del autoerotismo
Mito Argumentos que señalan su falsedad.
La masturbación causa infertilidad. Existen diferentes causas de la infertilidad, entre ellas la baja producción de espermatozoides en el hombre, alteraciones hormonales, infecciones, alteraciones anatómicas en el aparato reproductor femenino, etc., pero ninguna de ellas está asociada a la masturbación.
Masturbarse con mucha frecuencia provoca cambios físicos como crecimiento de vello en las palmas de las manos. Las palmas de las manos carecen de folículos pilosos, por lo que no puede crecer vello en ellas.
La práctica de la masturbación es exclusiva de los hombres. Muchas mujeres sienten deseos de autoexplorarse y experimentan sensaciones placenteras, al igual que los hombres. Aproximadamente el 65% de las mujeres se masturban.
Sólo los hombres se masturban. La mujeres también buscan placer sexual mediante la masturbación.
Masturbarse mucho durante la adolescencia disminuye la potencia sexual en la vida adulta. No se relaciona la masturbación adolescente con el disfrute de las relaciones sexuales entre adultos.
Masturbarse es un pecado. Falso: masturbarse es una forma de explorar y disfrutar nuestra sexualidad.
Masturbarse provoca cambios físicos, como espinillas en la cara o crecimiento de vello en las palmas de las manos. Falso: las espinillas se producen por muchas causas, no por masturbarse. El vello en las palmas de las manos es un chiste.
La masturbación causa enfermedades graves como infertilidad, acné, ceguera… perjudica a la memoria y la capacidad de pensar. No existe relación entre estas enfermedades y la masturbación. Ningún estudio clínico sustenta estas creencias.
La masturbación muy frecuente conduce a la homosexualidad. Falso: la masturbación no determina la orientación sexual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s